martes, 9 de diciembre de 2008

Bajemos con espeles por Garraf

Durante este “puente” de Diciembre hemos aprovechado para acercarnos al Garraf, una de las zonas míticas de la espele catalana y donde nunca habíamos estado.

Llegamos el viernes en varias tandas, primero Juanfe y Nuria a casa de unos familiares (Juanfe dice que allí cenaría más y mejor) después rover y Céspedes a Olivella para buscar un lugar fresquito para dormir y prácticamente al mismo tiempo Jesús el murciano e Isa y Cartuli, Inma, Vanessa, Isaac y Leti.

Nos pusimos en marcha a buena hora, esperamos a que llegaran Juanfe y Nuria e hicimos las llamadas pertinentes a Javi y Jesús, que mandaron a recogernos a Juanillo y Juan Carlos (todos ellos espeles de la zona), un poco de cháchara y en marcha.

Primera parada, la casa de Jesús y Marisa, la que iba a ser nuestro camping durante estos días. Segunda parada, zona residencial junto a las cuevas que íbamos a hacer hoy. Después de redesayunar y colocarnos los hierros, nos dirigimos a Topograf y l´Arcada Gran o Font i Saguè, (15 minutos andando) en una zona muy bonita de bosque típico mediterráneo de pino carrasco, madroño, romero, zarzaparrilla...

Una vez en el sitio ojeamos las dos bocas, separadas unos 20 metros e hicimos dos grupos, uno para entrar a Topograf (Cartuli, Inma, Nuria, Vanessa, Isaac, Juanillo, Céspedes y Leti) y el otro para l´Arcada Gran o Font i Saguè (Juanfe y Rover instalando y detrás Juan Carlos, Isa y Jesús el murciano). A la salida habían llegado Jesús y Marisa con los niños, Marisa se animó y entró primero a l´Arcada Gran o Font i Saguè con el grupo de Cartuli, mientras el otro grupo entraba a Topograf.

Topograf resultó ser una sima divertida por el paso algo estrecho en el pocico de 6 metros de la entrada y bonita por la cantidad de formaciones tenía. Deslizándonos entre las formaciones accedíamos a un pozo de unos 12 metros que nos dejaba en la parte más profunda de la cavidad (-45 metros). Eso sí, un poco pequeña, más bien muy pequeña.

l´Arcada Gran o Font i Saguè era un único pozo de -102 metros de profundidad, divido en varios fraccionamiento, con unas dimensiones bastante amplias (mirar en el Sistema Internacional a lo que equivale bastante amplias) y las paredes algo concrecionadas con coladas. Bastante representativa del tipo de cavidades del Garraf.

Por último parada de rigor en el bar y regreso al “camping” donde repusimos fuerzas y planeamos la actividad para el día siguiente.

El domingo, nos dirigimos hacía l´Esquerrá, la sima más profunda del Garraf. Una vez en el parking, junto a la impresionante y muy bonita boca, hicimos de nuevo dos grupos, cada uno de ellos bajaría por una vía.

La vía Rat Penat la instalaba Isaac, con él iban Juanillo, Céspedes, Inma, Vanessa y Cartuli, que sería quien desinstalaría. La putada fue que se quedaron sin cuerda para llegar al -240, quedándose a unos -170 aproximadamente, a pesar de bajar en el último momento una cuerda de 70 metros. Gran número de fraccionamientos y mayor complejidad de instalación que la otra vía consumieron demasiada cuerda.

La vía Anna M. Pallejà la instalaban Nuria y Javi, detrás Juanfe, Jesús y rover mientras Leti, Isa y Jesús el Murciano sólo bajarían los dos primeros pozos, es decir hasta -100. En esta vía se coincidió con un grupo del SIS de Terrasa, pero no hubo problema ya que habían vías suficientes para bajar cada uno por sus cuerdas sin entorpecernos, además estos sólo bajaron los dos primeros pozos. Desinstalaron rover y Nuria, mientras Juanfe que subió antes, empezó a bajar por la Rat-Penat, a lo que se animó también Nuria, hasta que se encontraron con el grupo de instalación comiendo algo en la base del pozo donde se quedaron sin cuerda.

L´Esquerrà resultó ser una sima muy bonita, lo que más gustó en general fue el pozo de 70 de la entrada, la vía Rat Penat más interesante que la Anna M. Pallejà, sobre todo por lo comentado antes de ser una instalación algo más entretenida.

A la salida, sobre las 8 de la tarde, seguimos el ritual más común del buen espeleologo, es decir ir al bar para después ir a reponer fuerzas con una buena cana muy variada muy rica (menos el arroz con puré de calabacín), un buen rato de cháchara, hasta que las cabezas empezaban a tambalearse y nos fuimos al sobre.

El último día fue de relax, nunca mejor dicho, ya que fuimos a visitar el templo budista que hay en el Garraf, donde dimos unas vueltas a un no sé qué, que espantaba no sé qué, bueno no me enteré muy bien, pero me dí la vuelta de rigor.

Después despedida de nuestros amigos espeles catalanes que tan bien nos han tratado durante estos días, visita megahiperrápida a Sitges, ya que el Cartuli no podía irse sin pasar por allí, comida en el barecillo de los 15 cafés y en marcha, hacia Madrid y Valencia. Jesús (el murciano, acho o pijo)

Pero después de todo esto y a la vuelta, el grupo madrileño se encontró con un camión volcado en la nacional a 308 km de Madrid y casi 3 horas de espera con motor apagado. Así que Juanfe Nuri se vinieron a mi furgo y jugamos a las cartas, cantamos, charlamos, despellejamos, etc, etc…. Rover y Céspedes andaban mas atrás pero nosotros sin saberlo. Así con que llegamos a las 2 al sobre mas o menos, que putada eehhhh. Isaac.

4 comentarios:

Isaac dijo...

Acho te he puesto el nombre en rosa porque desde siches no eres el mismo jajajajajaja

rover dijo...

¿"Algo" estrecho el pocito de Topògrafs? De eso nada, MUY estrecho es más apropiado.

Isaac dijo...

tu si estas gordo no quiere decir que los demas tambien eehhh...gorditoooo y para paso estrecho el que pasamos por la rat penat...

rover dijo...

amos a ver... yo lo digo por otros que se atascaron, yo con el pantín subí de maravilla, de gordito nada, ehh kpuyito?