domingo, 16 de noviembre de 2008

Hoyo Salcedillo

Como ya habíamos hablado con Fernando del GEGET nos íbamos p'al hoyo, pero por contratiempos de ultima hora nos fuimos sin Fernando, ni Antonio, ni Belén, ni Nuria, ni Juanfe.... vaya impresentables, pero bueno ellos se lo perdieron, jejeje, va por vosotros.

Hoyo de SalcedilloLa cueva es casi un -500 pero todo rampas y pocos pozos, la aproximación ni idea, la topo nada más que un esquema general, la descripción sin detalles, vamos que si la encontramos nos damos con un canto en los dientes y si nos colamos muy adentro, toda una hazaña.

Quedamos a en Las Machorras con César, Muñeco y Javi, Rover y yo, llegamos sobre las 23:30 así que Rover y yo nos pusimos a cenar en mi nueva furgo camper, ya la he tuneado y cenamos sentaditos y con mesa, entonces nos viene el primer contratiempo, no tenemos sacacorchos, pues arreglado, la botella hay que terminarla entre los dos, jejeje, cenamos y nos preparamos la camita y a dormir, yo que pensaba estrenar mi camper con mi niña y mira por donde el Rover se me adelanta, pero weno, cada uno en su saco ¿verdad Rover?...

Nos levantamos y nos juntamos ya todos, y a la a la búsqueda del hoyo; la pista muy muy empinada y con ovejas, dejamos lo coches donde se suponía según la descripción y la foto de satélite, desde allí nos preparamos, salimos cañón arriba pero pronto divisamos un collado arriba del todo, pues sera allí, lo coronamos un poco sudados y allí la tenemos. Como nos parecía muy fácil, teníamos dos fotos de la entrada, una con nieve y otra sin ella, así que tras un jueguecito de busca las diferencias no había duda, estábamos delante del Hoyo de Salcedillo.

Ya dentro bordeamos un pozo, subiendo primero a cuerda instalada y un pasamanos después, seguimos galería adentro y había hitos, los seguimos, damos una vuelta y volvemos al mismo sitio, jejeje otra vez p'adentro. Seguimos y tras un rato bajamos un pocete de 6 metros, desde allí mil incógnitas, las vamos tachando hasta que nos impidieron el avance por un lado un caos de bloques sin posible paso pero con hitos y por otro lado un pozo tocho que al bordearlo con mucho cuidado, ya que es muy expuesto, se llega a otro caos con los bloques mucho mas grandes y sin señales de continuación, así que chavales hasta que no nos informemos de estas incógnitas no da para más esta cueva, así que ya nos buscaremos la vida para informarnos porque esas formaciones caprichosas en aragonito tenemos que verlas, eehh...

1 comentario:

Alejandro dijo...

Muy chula la crónica. Seguiremos atentos a cómo van vuestras indagaciones.
Abrazos