viernes, 15 de mayo de 2009

Cueto-Coventosa

Esta es la segunda vez que publicamos algo de Cueto-Coventosa; el año pasado por estas fechas la hicieron Isaac, rover, Santi, Nuria y Juanfe, pero a mi me dejaron en tierra (la verdad es que ya eran muchos y probablemente yo les retrasaría)...

Casi desde que entré en el grupo y sé que existe la travesía tengo ganas de hacerla. Todo el mundo habla del Cueto con respeto, como si fuera algo muy duro y complicado, como si hubiera un antes y un después de hacerla.... y hace cosa de dos meses, todavía no sé cómo, convencí a Richi para hacerla con él. Poco después se unió al grupo Metano, luego Carlos, luego Josemi, y luego se rajaron Metano y Josemi. Quedamos tres. Y como no nos apetece mucho trabajar si alguien puede hacerlo por nosotros, convencimos a unos cuantos para que nos metieran los neoprenos en Coventosa: Juan Carlos, Nieves, Cris, Viti, Pedro y Carlos (Fernández Gilgado).

Siguiendo las indicaciones y las coordenadas de rover, llegamos hasta el camino que sale de Bustablado para llegar con el coche algo más cerca de la entrada al Cueto. A las 15:15 salimos del coche y empezamos la caminata. Pero nos despistamos un poco en el camino y tuvimos que dar un pequeño rodeo... llegamos a la entrada al Cueto a las 16:45. Hacía muy buen día y tardarmos un buen rato en vestirnos y entrar; a las 17:45 estábamos dentro.

Una vez dentro, nos asomamos al Juhué... ¡y sigue instalado! Nosotros íbamos ya concienciados a tener que instalar todo nosotros pero no, las cuerdas estaban bastante bien. El pozo es impresionante, casi merece la pena llegar hasta ahí arriba solo para verlo. Richi iba como un tren, después Carlos, muy, muy tenso (parece que le impresionaba mucho eso de hacer por fin el Cueto) , y yo cerraba el trío.

Tardamos bastante en llegar a la base de los pozos (unas 5 horas), y desde ahí, comenzamos a andar. A partir de ese momento yo me convertí en la carga; Richi y Carlos estaban continuamente esperándome. Hicimos 2 o 3 paradas... a eso de las 3:30 de la madrugada yo estaba en mi peor momento de sueño, acabábamos de pasar la Sala Blanca, y en el P31 iba yo el primero, para evitar que tuvieran que esperarme mucho... y la cuerda que estaba en fijo estaba bastante, bastante mal. En 6 o 7 puntos la camisa tenía flores, y en dos ocasiones directamente ya no había camisa, en dos tramos de unos 30 cm a la cuerda ya solo le quedaban los hilos del alma. Eso me despertó completamente :), pero no hubo ningún problema: usamos una cuerda nuestra y listo (fue el único punto en la travesía en el que tuvimos que usar nuestras cuerdas).

Poco después llegó el pozo de unión... seguimos andando... hasta llegar al agujero soplador y, por fin, a los lagos. Las 9:30 de la mañana.

A partir de ese momento algo cambió; ya sabíamos que estábamos en Coventosa, cerca de la salida, y que en pocas horas terminaríamos nuestra aventura. Y así fue, aunque varias horas después... a las 15:00 estábamos asomando por la salida. 21 horas en la travesía. 24 horas de coche a coche. Y eso que estaba todo instalado.

Conclusiones:
  • Estoy en muy baja forma, hace falta mucho fondo para hacer Cueto-Coventosa
  • La travesía no es difícil; no hay ningún punto especialmente complicado, en el que haya que utilizar mucha maña o sea necesaria ayuda. Solo es muy larga
  • Es mejor empezar la travesía temprano por la mañana; mejor empezar a las 8:00 que a las 15:00. Puede que se tarde lo mismo en hacerla, pero no es lo mismo estar 20 horas en una cueva si en total llevas 20 horas despierto, que si te levantaste 8 horas antes de entrar y llevas 28 horas despierto.
Eso es todo, amiguitos. Hasta la próxima :-)

2 comentarios:

Metano dijo...

El Cueto ya no es lo que era, con la instalación fija y la nueva aproximación ahorras bastante trabajo y tiempo,volveré cuando retiren esas cuerdas y esté en estado original (soy un romántico).

rover dijo...

lo que eres es un kpuyo... piénsalo de esta otra forma: así podrías bajar radicalmente tu tiempo de Cueto-Coventosa!!